MIOPÍA MAGNA

Denominamos Miopía Magna a la Miopía que sobrepasa las 6-7 dioptrías, la cuál puede conllevar con más frecuencia patologías retinianas.

La Miopía es el defecto de Refracción que se produce como consecuencia de que los rayos de luz no se enfocan en la Retina, sino que lo hacen más adelante. Esto en la mayoría de las ocasiones es debido a presentar un globo ocular más largo de lo normal, como consecuencia de una mayor facilidad para el "estiramiento" progresivo. Esto último se traduce en una Retina más adelgazada y más frágil, motivo por el cual pueden producirse Desgarros Retinianos y por consiguiente Desprendimientos de Retina con más frecuencia que en la población que no es Miope Magna.

ojo-miope.jpg

Otros trastornos que se pueden producir son: atrofia progresiva de la Retina y la Coroides pudiendo afectar a la zona a la Mácula, un Agujero Macular Miópico, desarrollo de vasos sanguíneos por debajo de la Retina (por una Membrana Neovascular Subretiniana) similares a los que aparecen en la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) en su forma húmeda, la separación entre sí de las capas de la retina llamada Retinosquisis y/o alteraciones en el Nervio Óptico.

Por estos motivos, el Miope Magno debe hacer controles periódicos para revisar el estado de su Retina, así como consultar con la mayor premura posible ante las siguientes situaciones:

  1. Visión de manchas negras móviles súbitas acompañadas o no de visión de flashes de luz.

  2. Visión de una cortina móvil en una parte del campo visual.

  3. Pérdida de visión central brusca acompañada de visión distorsionada.